jueves, 19 de noviembre de 2015

Por una cabeza, por Antonio Betancor

Los Gofiones no ha podido elegir mejor título –‘Por una Cabeza’- para presentar a su nuevo hijo musical, la 22 entrega discográfica de la formación, que ya ha cumplido 47 años de andadura. 

Sobre todo porque viene a ser la selección musical del espectáculo sobre El Crimen de la perra Chona’, esa creación de ficción basada en el supuesto Crimen de Almatriche, de Antonio Lozano y Alexis Ravelo, dos destacadísimos escritores canarios especialistas en novela negra, que en mayo de 2014 sorprendieron gratamente convirtiendo el Teatro Cuyás y sus alrededores en la zona de Triana en el escenario de la trama. 

¡Hay que ver la que se armó en 1955 “por una cabeza” encontrada por una perra en los alrededores de Almatriche…! Un caso que conmovió a los ciudadanos de Las Palmas de Gran Canaria. Un caso que tuvo como protagonista a una perra y la cabeza de un humano, pero que no llegó a resolverse, puesto que no hubo víctima identificada ni asesino. Después del macabro hallazgo de la perra Chona, se presentaron más de 20 denuncias por desaparición de individuos. Se dijo que la víctima era Elías el árabe, ausente hacía días de su domicilio, pero que regresó tras una temporada en tierras del sur. Se dijo también que podría tratarse de un majorero a quien se le vio por la zona interesado en comprar terrenos. En Gáldar se echó en falta la presencia de un hombre de 53 años, a quien se encontró en San Lorenzo, en casa de una hermana. Hasta se habló de un posible crimen pasional, pues, según la prensa, la zona donde fue hallada la cabeza, era frecuentada por amantes clandestinos. Hubo un sospechoso detenido: un tal Juan, conocido por varios nombretes: El Cubano, el Cenizo, El Oso Canario, o el Pollo de La Angostura. Tenía un amplio expediente delictivo, era un bala perdida, una mala “cabeza”, pero en la fecha del hallazgo, se encontraba en San Miguel de Abona, en Tenerife.

Hasta el EL CASO, se ocupó del supuesto crimen, titulando “El crimen de la cabeza cortada”. Sin asesinado ni asesino, el comentario generalizado en la sociedad grancanaria fue que el Crimen de la perra Chona era un invento del director de un diario local que tenía las horas contadas en su puesto si no lograba que se vendieran más periódicos. Si fue así, si se trató de un invento periodístico, hay que reconocer que el tal director tenía una buena “cabeza”. 

Pero, para “cabeza”, la de los responsables del magnífico espectáculo: los escritores Lozano y Ravelo, el director de escena, Mario Vega, el director musical, Víctor Batista, los actores, y desde luego los componentes del referente musical de Gran Canaria, Los Gofiones, que con maestría supieron dar forma a la trama, convertida en musical con canciones de la época, y hacer de la zona de Triana por unas horas un extraordinario e inusual escenario.

Ahora, después de aquel buen sabor de boca que dejó el complicado montaje de El Crimen de la Perra Chona’, Los Gofiones nos presenta un nuevo trabajo discográfico que incluye una selección del contenido musical del mismo, añadiendo dos temas nuevos de aquellas canciones que se escuchaban a mediados del siglo pasado en el mundo, y desde luego en las islas. Sin perder el estilo coral, y por tanto el sello gofión, ‘Por una Cabeza’, cuenta con la colaboración especial de destacadas figuras como Lucrecia, Tamara y Tinguaro, que junto a los solistas del grupo como Iván Quintana, los hermanos Juan y Pepe Afonso, Pedro Miguel González o el incombustible Perico Lino, nos invitan a comparar las incontables versiones que se han hecho sobre esas canciones. 

Otro interesantísimo trabajo de la veterana formación musical, que lleva 47 años abriendo surcos y navegando a toda vela. Aunque son muchos los músicos que desinteresadamente participan en éste nuevo disco de Gofiones. Un disco muy participativo que tiene como productor al ingeniero de sonido Carlos Más, un perfeccionista, otra buena “cabeza”, que junto a las de los componentes del grupo ya estarán ultimando detalles del espectáculo, a modo de saludo navideño, que cada año nos brindan en la Plaza de Santa Ana. 

Punto y aparte tendrá que ser la esperada traca que preparen para celebrar, como se merece, el medio siglo de vida. Sin duda, nos lo van a decir cantando.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada