viernes, 6 de noviembre de 2015

Víctor Batista: "‘Por una cabeza’ supone un salto cualitativo en la producción discográfica de Los Gofiones”

 El director musical del grupo adelanta algunas claves del vigésimo segundo trabajo de estudio, que sale a la venta en diciembre, en el que colabora Tamara, Lucrecia y Tinguaro

Desde la grabación de ‘Estameña’, el disco que Los Gofiones editó con ocasión de su 40 Aniversario, no se encerraba el grupo en un estudio para producir una obra tan compleja y equilibrada como lo es ‘Por una cabeza’, el último trabajo discográfico en su extensa trayectoria que suma ya más de cuatro décadas. El director musical de la formación, Víctor Batista, desvela en esta entrevista los pormenores de la nueva entrega que ha supervisado el productor Carlos Más, en la que colaboran Tamara, Lucrecia y el artista canario Tinguaro. 

¿Cuál es la génesis de este nuevo disco de estudio de Los Gofiones?
“No hay que olvidar que el repertorio que se incluye en ‘Por una cabeza’ se alimenta del libreto que Los Gofiones preparó para el espectáculo músico-teatral ‘El crimen de la perra Chona. Por distintos motivos, tras llevar a cabo dicha producción, no pudimos registrar aquellos temas en directo, aunque el público fiel del grupo siempre nos los ha seguido reclamando en nuestros conciertos. 
Batista en un instante del espectáculo Manta y Estameña

Entonces decidimos grabar en estudio, aprovechando las posibilidades de este libreto, este disco ofreciendo una óptica totalmente distinta y renovadora, y llevándolo a un territorio y una estética indiscutiblemente más gofiona.

Se nos han quedado atrás muchos temas, pero finalmente hemos grabado diez canciones de aquel inolvidable montaje, más otras dos nuevas. En estudio tuvimos la posibilidad de modificar algunos conceptos musicales a la hora de repensarlos, por lo que han experimentado un antes y un después más que satisfactorio”.


¿Cómo definiría en su conjunto ‘Por una cabeza’?
“Es un disco muy escuchable, disfrutable y muy universal, porque aunque se adivina el sello canario y gofión, puede ser muy aceptado en cualquier parte del mundo latino. Existe mucho trabajo de laboratorio en el proceso de producción de un disco. Cuando abordamos el musical ‘El crimen de la perra Chona’ tuvimos que plegarnos a otros conceptos inherentes a la dramaturgia del montaje, a la trama narrativa, al ritmo de la escena, actuábamos y cantábamos al mismo tiempo… El estudio te garantiza la posibilidad de ofrecer un producto de ingredientes de degustación lenta y perdurable. ‘Por una cabeza’ contiene muchas capas creativas porque en la grabación los temas nos los hemos llevado a sonoridades diversas, más actuales y novedosas, como sucede con el tema en el que colabora Tinguaro, Luna de miel.

¿Qué supone en la trayectoria de Los Gofiones este veintidós trabajo discográfico?
Por una cabeza’ supone un salto cualitativo en la producción discográfica de Los Gofiones. Hay muchas colaboraciones de excelentes músicos que han dejado la impronta de su talento. La de las invitaciones artísticas es una fórmula que venimos trabajando desde el registro de nuestro disco dedicado a la música cubana, lo que ha propiciado saltos de calidad muy notables en todos los editados con posterioridad. Tamara, Lucrecia, Tinguaro y los músicos colaboradores en este trabajo, nos brindan un concepto claro de calidad”.





“Por una cabeza es un disco muy escuchable, disfrutable y muy universal, porque aunque se adivina el sello canario y gofión, puede ser muy aceptado en cualquier parte del mundo latino”









¿Qué temas podrá encontrarse el público en ‘Por una cabeza’?
“Se trata de temas que aparecieron en la mitad del siglo pasado y que han influido muchísimo en el concepto de la música popular que teníamos en Canarias. Siguen siendo actuales, pero en el disco suenan aún mucho más contemporáneos, porque están tocados como se interpreta hoy un tango, un vals mejicano, un chachachá o una canción melódica de los años 50. Son géneros que Los Gofiones se los ha traído al estilo de las nuevas generaciones donde flirteamos con el reggae, o con esa nueva corriente que mezcla ritmos caribeños con la rumba. Son ritmos nuevos que tienen el sello local porque suenan a Canarias, que nosotros hemos querido reflejar en este disco”.

¿Cuáles son los temas que interpretan Tamara, Lucrecia y Tinguaro?
“Los temas que ha arreglado Rayco León para Tamara, ‘Verdad amarga’ y, Lucrecia, ‘Flores para tu altar’, –dos artistas que tienen vinculación con Canarias- nos ha obligado a cambiar tonalidades porque el registro de ambas es más agudo. Tinguaro, que interpreta ‘Luna de miel’, es un artista que posee un bagaje cultural que bebe de dos fuentes, la cubana y la canaria. Conoce bien el producto gofión y nos ha permitido colocar este tema en la corriente de las nuevas generaciones, a través del latin, el reggae o la rumba. Ni con Tamara ni con Lucrecia habíamos colaborado con anterioridad. Pocas veces hemos grabado con mujeres un disco de estudio, aunque tenemos registros anteriores con Mary Sánchez y la cubana Celina González. 

¿Puede referirse a las restantes canciones que se incluyen en ‘Por una cabeza’?
“Son doce temas, de los cuales, dos, ‘Luna de miel’ y ‘Obsesión’, se rehicieron completamente con respecto a como pudieron ser escuchados en el musical El crimen de la perra Chona’, para cuyo libreto habíamos realizado una preselección de un centenar de canciones. También se incluye en ‘Por una cabeza’, ‘Flores para tu altar’, que interpreta Lucrecia, que no se incluyó en el espectáculo que dirigió Mario Vega y fue estrenado en el Teatro Cuyás.

Sesión de ensayo de Manta y Estameña

Los solistas de Los Gofiones están formidables. Tanto Juan y Pepe Afonso, Pedro Miguel González, Iván Quintana, como Perico Lino, que canta ‘Un tipo como yo’, un tema de Sergio Esquivel, y que siempre defendió y se empeñó que formara parte del libreto de aquel musical, están geniales. Afortunadamente, son grandes voces que tenemos la suerte de atesorarlos en el grupo. 


Existen muchas versiones de estos temas en todos los estilos y en todos los tiempos, y Los Gofiones no se puede permitir el lujo de hacer cualquier cosa. No nos interesa imitar a Gardel cantando ‘Por una cabeza’, porque sería imposible hacerlo. Ya lo hizo él de manera genial e irrepetible. Lo que sí hacemos es transcribir esa canción con nuestros recursos corales e instrumentales para que quien la escuche diga: ¡Es una buena versión… es distinta, pero una buena versión! Siempre hemos pretendido dejar la impronta gofiona en todos los temas, adaptando los coros a sus paisajes sonoros, de tal manera que cada uno de ellos suena distinto”.

¿Puede referirse al trabajo de Carlos Más en este nuevo disco de estudio de Los Gofiones?
“La relación profesional con el productor de ‘Por una cabeza, Carlos Más, ha sido muy intensa desde la década de los 80. A día de hoy, Carlos es un gofión más. Su primer trabajo para el grupo fue ‘Te lo voy a decir cantando’, un disco inscrito en la época de nuestro 25 Aniversario. Desde entonces ha sido el productor discográfico de casi todas nuestras ediciones. 

Se implica intensamente en cada proyecto que afronta, y sabe cómo explotar al máximo los matices y recursos de cualquier cantante. No es sólo un buen productor o un excelente ingeniero de sonido, sino que también es músico, por lo que imprime a su trabajo un sello muy personal. Puede afirmarse que es el productor canario que más reputación y caché posee ahora mismo. Tenemos mucha empatía a la hora de poner opciones encima de la mesa, por lo que nunca nuestros proyectos están exentos de debate, y esto nos enriquece mucho.


“Lo que hacemos es transcribir esa canción con nuestros recursos corales e instrumentales para que quien la escuche diga: ¡Es una buena versión… es distinta, pero una buena versión!”


Detrás de este disco hay casi 600 horas de producción. Antes de verano de este año empezamos a trabajar en el repertorio y en julio se grabaron las primeras bases musicales y arreglos con las guitarras. A finales de octubre concluyeron en Barcelona las grabaciones Tamara y Lucrecia y, en noviembre, comenzó la fase de masterización y edición. 

El riesgo siempre existe y las estéticas podrán ser compartidas o no por el público, pero lo que es indudable es que detrás de este producto existe mucho esfuerzo, valentía y tesón. No hemos cedido ni un ápice en el concepto de la calidad ni en su razonada sonoridad estética que, como todas, puede ser opinable. Ambos estamos más que satisfechos de lo que podríamos esperar con este trabajo de estudio que, una vez más, nos convierte en actualidad y nos deja para siempre en nuestro repertorio un ramo de temas con un inconfundible sello gofión.

Entrevista de Francisco Medina para Los Gofiones

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada